GUERRA A ULTRANZA

GUERRA A ULTRANZA

Presentación en el Seminari de Tarragona

Presentación

domingo, 13 de julio de 2014

Esos descerebrados



Por si alguien alberga alguna duda, escribo mis obras es castellano, algo que mis lectores conocen.


Desde días antes a la presentación de mi última obra: Guerra a Ultranza, recibí una llamada del Punt Avui invitándome a una Trobada D’escriptors, que se celebraría sobre el mes de julio. Naturalmente acepté la invitación para promocionar mi obra.


Desde abril, creo que he recibido media docena de correos electrónicos de los responsables y organizadores de la Trobada d’escriptors, y el mismo número de llamadas telefónicas para confirmar mi asistencia, en las que me ofrecían todos los avances en la organización de la Trobada: firma de ejemplares, charlas, entrevistas que se iban a realizar, horarios, lugar de encuentro, y un largo etcétera.


Fiel a mi palabra, ayer 12 de julio y a la hora que me indicaron, me presenté en el Auditori de Girona situado en el paseo de la Devesa de la ciudad, un lugar entrañable, todo hay que decirlo.


Me asignaron la firma de ejemplares desde las 12 y media hasta las 2 de la tarde y me facilitaron unos vales para la comida, pero primero debía asistir, junto con el resto de colegas de la Trobada, a una charla, concluida la cual se realizaría una foto de familia de todos los escritores asistentes al acto.


Para mi sorpresa, en la charla solo se habló de los escritores que escriben en catalán… ¿dónde quedaba yo?, pues el Conseller de Cultura, presente al acto y en manos de quién los organizadores confiaron la clausura del mismo, solo tenía palabras de elogio para las obras literarias escritas en catalán y daba a entender que solo la literatura escrita en catalán, hecha por catalanes, es literatura catalana… Parece ser que los que vivimos en Cataluña desde hace más de 50 años y escribimos en castellano, no formamos parte de ese colectivo. (No entendía para qué me invitaron) No hacemos literatura catalana, y por ende, por serlo y hacerlo en castellano, tampoco representamos a la literatura castellana. Me sentí un paria, un apátrida, un escritor que no es de ningún lado y a punto estuve de levantarme de mi asiento y abandonar la sala, no lo hice por educación.


Concluida la conferencia, nos indicaron un lugar para realizar la foto de familia. Todos los colegas buscaron sus obras dispuestas en una larga mesa para posar con ellas, para mi sorpresa, no encontré ejemplar alguno de la mía. Preguntado a uno de los responsables me indicó que no habían encontrado la versión en catalán de mi obra y que no había ejemplares para que pudiera firmar…


Estuve en San Just D’esvern, me entrevistaron, regalé ejemplares…. Todos sabían que mi obra estaba escrita en castellano, nadie me preguntó si habría una edición en catalán, nadie. En los correos electrónicos y en las llamadas telefónicas, nadie mencionó el idioma con el que yo había escrito mi novela, sin embargo, en el último instante, alguien creyó que no era oportuno que un autor como yo que escribe en castellano, mostrara a los lectores asistentes a la trobada su novela.


Nadie me llamó con antelación indicándome que no sería posible la firma. Nadie me escribió para disculparse y pedirme que no acudiera. Insistieron para que asistiera y no tuvieron la hombría de decirme lo que iba a suceder… Bien, prefiero no decir lo que pienso sobre ese grupo de personas que desprecia a los que con nuestro esfuerzo, trabajo y sacrificio de más de 50 años residiendo en Cataluña, hemos contribuido al crecimiento de este gran pueblo.


Esas mentes estrechas, de miras pequeñas, solo merecen mi desprecio. Por suerte, el resto de mis vecinos, amigos y familiares catalanes, no son como esos descerebrados que reniegan de un presente que se vive en perfecta convivencia y armonía, aferrándose a un pasado mitificado que les enardece como a una manada de lobos, pretendiendo construir un futuro que en sus pilares, desprecia la pluralidad lingüística de esta tierra y la riqueza que puede aportar la diversidad de quienes la habitamos.


Soy catalán, me siento catalán y entiendo que como lengua minoritaria se apoye desde todos los ámbitos, civiles, privados e institucionales, pero ese grupo de descerebrados deberían dejarnos vivir en paz porque no son los amos de esta tierra.


Yo, seguiré escribiendo mi serie de Crónicas Catalanas, en castellano.


Buen domingo a todos. 

3 comentarios:

  1. Hola, Amando. Ayer me comentó cenando Gusa/paraiso4 lo que habías tenido que soportar en la Trobada d’escriptors. Me produce una tremenda indignación que alguien se atreva a tratar de esa manera a un escritor de sobrado talento como tú, pero, por encima de todo, a una excelente persona de una corrección exquisita como demuestras día a día en público, en blogs o en redes sociales.

    El que unos descerebrados vuelquen sus frustraciones con alguien simplemente por el hecho de no seguir los preceptos prefabricados del buen catalán es algo que a todo amante de la democracia debería causar una profunda decepción y pena. Es una lástima que estos comportamientos sean cada vez más frecuentes en ámbitos como la religión, la política o los deportes, pero más preocupante aún es el hecho de que los propios representantes del gobierno catalán sean los que promuevan este tipo de políticas de exclusión.

    Cuando en momentos como estos nos tocan la fibra sensible, Amando, y los sentimientos afloran a la piel cual corriente eléctrica a través de los pelos del dorso de esas manos que aporrean caóticamente las teclas de tu PC mientras inventas personajes e historias, es cuando tienes que echar un vistazo a tu alrededor y darte cuenta de que lo que has construido en todos estos años ni este grupo de fanáticos ni cualquier otro de similar calaña que ose ponerse en tu camino, lograrán destruir.

    Un abrazo y muchos ánimos.
    Jose Lozano

    ResponderEliminar
  2. Hola, yo tambien soy "català", hablo "català" de toda la vida con familiares y amigos, pero escribo en castellano. No sé si porque de pequeño el colegio se daba en castellano o porque empecé a leer libros en castellano desde bien temprano. No lo sé. Puede que simplemente mi inspiración a la hora de componer textos no sabe hacerlo en ninguna otra lengua. Intenté hacerlo con mi segundo libro pero no podría, no me sentía a gusto. Y eso que hablo catalán siempre.
    Otro dia, hablando con un escritor catalán que escribe en catalán, me decía que él no podría escribir en castellano, no le salen las mismas palabras. Escribir es una actividad artística, cada uno debe hacerlo en la lengua que se sienta más a gusto. No es algo mecánico ni se puede forzar a hacerlo de cierta forma. Entonces no sería algo artístico.
    Aún no me he encontrado en una situación similar a la tuya (en parte porque soy escritor nobel). Lo máximo ha sido que me pregunten a modo personal e individual, por qué no lo hacía en catalán. Argumentaba lo que ya he explicado y fin de la conversación.
    Yo escribo en castellano pero me siento, por supuestísimo, un escritor catalán.
    Un abrazo.
    http://migranviajealos40.com/

    ResponderEliminar
  3. Me parece un completo despropósito. Un evento para promocionar la literatura en catalán escrita por catalanes es buena idea, pero una de dos: pongamos que no supieran que tus obras están en castellano... no debieron hacerte pasar ese agravio comparativo con el resto de participantes sin contarte claramente la situación. Tendrían que haberte avisado con suficiente antelación de que no habría libros tuyos en el evento, y podrías haber decidido si acudías o no, y no encontrarte allí con el papelón; Si en cambio, sabían que tus obras estaban escritas en castellano, con no haberte invitado habría valido. Lo que no es de recibo es invitar a alguien para luego hacerle ese feo. Me parece una barbaridad. Nadie merece ese trato, y tú menos que nadie. Espero que haya sido un error desafortunado y la organización se disculpe.

    La próxima trobada de esas, en Pucela. Que aquí se te aprecia, jodío. Y en todas partes, así que no dejes que esto te afecte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar